EL PUEBLO PANAMEÑO BUSCA EL CAMINO NECESARIO

21.08.2015 12:00

                                                                                                                                                              Agosto-2015                                                                                                                        

por  Rubén D. Souza B.

   

   El pueblo panameño, en su conjunto, en medio del desastre, en que lo ha hundido la dirección del martinelato, esta  ávido de un rumbo que lo salve.

  Ante ese deseo, se ha infiltrado una banda de entreguistas y cipayos que, siempre ha estado al servicio de la oligarquía vende-Patria y de los monopolios norteamericanos.

   Todos los seres humanos se pueden equivocar, pero los honestos,  los que no son mandaderos y agentes de las malas causas, contra la patria  y contra el pueblo,  pueden rectificar, auto-críticamente, reconociendo sus faltas honestamente para ser creíbles en sus mensajes públicos. Esos falsos son “falsos mesías” que preparan el terreno para una nueva felonía.

 El expediente de traición contra la nación y el pueblo pobre de Panamá recoge un largo camino, desde 1903, sobresaliendo por la invasión sangrienta y sanguinaria en 1989 por los imperialistas yanquis. De esta invasión surgió un modelo político administrado bajo la forma, de bipartidismo y conducido por los caminos del neoliberalismo.

  Esta orientación surgida de la invasión yanqui nos condujo, por el fracaso del bipartidismo, al desastre en que  CD y la dirección autocrática de Martinelli ha llevado a nuestro país. Ha sido tal el daño acumulado por más de 30 años, post-invasión y de entreguismo por la dirección bipartidista y la autocrática de Martinelli, que no se puede sanar con paños tibios, sino por medio de una catarsis general.

 En nuestro país hay verdaderos patriotas que luchan por lo mejor para nuestro país y los que se equivocaron que expurguen sus errores para ser creíbles  en la opinión pública  y sobre todo en las nueva  demanda popular  que emerge de la oscuridad fabricada por los fariseos panameños.

 El punto de referencia  para saber si este país va para mejor o para peor  es constatar  si el camino que estamos recorriendo implica realmente separar el grano de la cañaza.

 Esta amputación es necesaria porque seguir en esa mezcla perversa es como seguir revueltos con esos perros que comen “caca”, que aunque les quemen el hocico seguirán comiendo “caca”.

Contacto

MCB Oficial @MCB_EJECUTIVO @MCB_EJECUTIVO movimientocontinentalbolivaria@gmail.com